Aprender a Pensar

Repensar la Educación

David Antonio Yañez Baptista

UCM Madrid

Origen de la filosofía

La filosofía nace en Occidente, concretamente en la antigua Grecia, en las costas de Jonia, en el siglo VII a.C. Allí el hombre estrena la razón y abandona el pensamiento mítico; es lo que Zubiri concibe como “el paso del mito al logos”. Para el hombre mítico, primitivo, homérico, las cosas son entendidas como poderes, frente a los que el ser humano se encuentra sometido. Esta clase de hombre recurre a los mitos para explicar el mundo que le rodea. Pero en torno al siglo X a.C. el hombre antiguo recurre a la razón: descubre las cosas no como poderes naturales sino como cosas propiamente dichas, dotadas de propiedades, definidas por la oposición de contrarios, cuyo conocimiento proporciona al hombre la capacidad de servirse de lo que le rodea. Estas propiedades inherentes a las cosas las confieren un comportamiento previsible, haciéndolas útiles para el ser humano. Esta es la noción que posibilita el progreso tecnológico.

Pero para comprender el transcurso de la filosofía en Grecia es preciso bosquejar una serie de supuestos que impregnan el mundo griego. El primero de ellos es la creencia de que el mundo existió desde siempre. Para el griego el mundo ha estado ahí desde siempre y no cabe pensar en la idea de creación de la nada. Dice Ortega que los griegos padecían “horror vacui”; no entendían la nada,el vacío. La noción de “creatio ex nihilo” es propia del cristianismo.

Y ese mundo para los griegos es entendido como naturaleza, phisys, la cual brota de una causa primera, de un primer principio generador o “arjé”. Este mundo está ordenado, jerarquizado, y resulta inteligible, accesible a la razón: es lo que llamaron cosmos.Y en base a este supuesto los antiguos pretenden comprender la realidad, descubrir las causas o pricipios de las cosas, aquello en lo que en último término consisten. El arjé se nos presenta al entendimiento como logos. El principio generador es inteligible. Logos significa palabra, razón: es la la razón de las cosas. La labor del hombre griego es dar razón de las cosas. En ese mundo que es entendido como naturaleza encontramos el devenir, el cambio o movimiento, el cual se produce por los contrarios, por la polaridad, la tensión de opuestos.Y ese orden jerarquizado del ser cósmico se plasma también entre los hombres en la ciudad-estado o polis. La polis griega tiene que estar jerarquizada y ser autosuficiente, autárquica, independiente.



escrito el 17 de octubre de 2010 por en General


Escribe un comentario

Recuerda que:
  • Las opiniones aquí expresadas serán responsabilidad tuya, y en ningún caso de Aprender a Pensar
  • No se admitirán comentarios que vulneren lo establecido por las leyes y por las Normas de uso de este sitio
  • Aprender a Pensar se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados
Los datos serán tratados de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, y demás legislación aplicable. Consultar nuestra Política de Privacidad
Aprender a Pensar